Camino a la fertilidad

Tu guía hacia el embarazo, tratamientos de fertilidad y pruebas genéticas

Reserva ovárica: cómo se mide y su importancia en la probabilidad de embarazo

reserva ovárica

La reserva ovárica es el número de óvulos que tiene una mujer en un momento determinado. Se trata de un parámetro dinámico (va disminuyendo de forma progresiva y natural a medida que la mujer va cumpliendo años) y medible que tiene un peso específico importante tanto en el embarazo natural como en muchas técnicas de reproducción asistida, ya que está demostrado que una reserva ovárica baja disminuye la probabilidad de conseguir un bebé.

New Call-to-action

 

Cómo se mide la reserva ovárica

Existen diversos métodos para conocer la reserva ovárica de una mujer en un momento concreto:

Recuento folicular, CFA

Los folículos antrales o terciarios se encuentran en el interior del ovario y son visibles en los primeros días del ciclo mediante una ecografía transvaginal. En la pantalla del ecógrafo se visualizan como pequeños círculos, aunque en realidad son pequeñas esferas llenas de líquidos que contienen un óvulo inmaduro cada una. El número de folículos antrales varía cada mes.

El recuento folicular o contaje de folículos antrales tiene la ventaja que es un test no invasivo fácil de realizar. Consiste en contar los folículos entre 2 y 10 mm de diámetro, considerándose que si el número de folículos es inferior a 8 ó 6 significa que la reserva ovárica se encuentra disminuida.

Marcador de la hormona estimulante de la foliculogénesis, FSH

La glándula pituitaria libera la hormona estimulante de la foliculogénesis, la FSH. Esta hormona se mide en sangre en un momento determinado del ciclo menstrual, el tercer día del ciclo, aunque a veces el plazo se sitúa entre el día 2 y el 5.

Si el ovario responde mal, los niveles de FSH aumentarán por encima de 10 a 13 UI/mL, puesto que el estímulo y el esfuerzo que debe hacer la hipófisis es cada vez mayor. Los niveles elevados de FSH de un modo persistente son característicos de mujeres con una baja reserva ovárica.

Análisis de la hormona antimülleriana (AMH)

Desde hace algunos años, se está generalizando el uso de la hormona antimülleriana (AMH o HAM) como el principal marcador predictor de la reserva ovárica. Esta hormona se produce en el interior de los folículos antrales y preantrales de menos de 8 mm, por lo que una mayor cantidad de esta hormona indica un mayor número de folículos y al revés: a menor cantidad menor número de folículos.

Se considera a este índice más estable y con menor variabilidad que la FSH a lo largo del ciclo menstrual y entre ciclos, por lo que puede medirse en sangre en cualquier momento del mismo. Los valores por debajo de 1ng/mL se asocia a baja reserva ovárica.

Influencia de la reserva ovárica en la probabilidad de embarazo

Como hemos comentado, la reserva ovárica, es decir el número de óvulos que tiene una mujer, es un factor asociado directamente con la edad, aunque existen otras circunstancias que también pueden influir: problemas genéticos, quistes, ovarios poliquísticos, quimioterapia…

La mayoría de mujeres agota totalmente su reserva ovárica en torno a los 45 años, con el agravante de que los óvulos, al contrario de los que ocurre con los espermatozoides masculinos, no se regeneran. Con la reserva ovárica agotada obviamente no se puede tener un embarazo natural, mientras que con la reserva ovárica baja disminuye la probabilidad, aunque sí es posible.

En lo que respecta a los tratamientos de reproducción asistida, depende del método. Aunque algunos procedimientos también ven disminuidas sus probabilidades de éxito en los casos de reserva ovárica baja, ya que en estas circunstancias hay menos opciones de obtener un número suficiente de ovocitos y de la calidad adecuada.

IGE-ES - CTA post - ¿Cómo mejorar tu fertilidad?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.