Camino a la fertilidad

Tu guía hacia el embarazo, tratamientos de fertilidad y pruebas genéticas

Estimulación ovárica: aumenta tus posibilidades de embarazo

estimulacion ovarica

¿Tus ciclos menstruales son irregulares? ¿Llevas más de un año intentando tener un bebé y no lo consigues? ¿Tienes más de 35 años y quieres ser madre? ¿Vas a someterte a un tratamiento de fertilidad?

Si has respondido que sí, es probable que tengas algún trastorno de la ovulación o, que debido a tu situación personal actual, necesites la estimulación ovárica para que tus ovarios liberen óvulos de mayor calidad; aunque siempre será tu médico quien mejor pueda aconsejarte.

El ciclo ovárico

Cada mes, durante el ciclo ovárico, se produce la maduración de los óvulos y la secreción de hormonas para que el embrión pueda implantarse en caso que se produzca la fecundación. Se compone de dos fases:

En la primera fase, maduran los folículos pero solo uno llegará a madurar del todo y se convertirá en folículo de Graaf; el resto se atrofiarán.

En la segunda fase, el folículo que ha madurado libera un óvulo; es lo que conocemos como ovulación.

New Call-to-action

La estimulación ovárica

La estimulación ovárica consiste en provocar una ovulación múltiple, es decir, que sea más de un folículo el que alcance la madurez y, como secuencia, se libere más de un óvulo. Es la primera parte de muchos de los tratamientos de reproducción asistida.

En una ovulación normal, las probabilidades que se produzca el embarazo de forma natural son solo del 20% pero con la estimulación se obtienen más óvulos, más maduros y de mayor calidad y, de esta forma, aumentan las probabilidades de embarazo en muchos de los tratamientos de fertilidad.

Su objetivo es regular tu ciclo menstrual y anticipar el momento exacto de la ovulación para conseguir que el óvulo que se fecundará, tenga la maduración correcta.

Cuando te realizan una estimulación ovárica, te administran 2 hormonas: la FSH, que estimula el crecimiento de los folículos ováricos y la LH, que estimula la ovulación y controla la maduración de los folículos. Tiene una duración de aproximadamente 2 semanas en las que se administra diariamente una inyección de forma subcutánea o intramuscular.

La pauta será determinada por un médico y variará en función de las características de cada mujer. Es importante que la dosis se ajuste a la edad, el estado de los ovarios, los resultados de la analítica, el índice de masa corporal…

Se ha demostrado su utilidad en mujeres mayores de 35 años y también en casos de donantes de óvulos o mujeres que deciden congelar sus óvulos para posponer la maternidad.

Test prenatal NACE

A partir de los 35 años, aumenta el riesgo de alteraciones cromosómicas en el futuro bebé. Además, las técnicas de reproducción asistida aumentan las posibilidades de embarazo múltiple y, a veces, no todos los óvulos tienen las condiciones idóneas para el desarrollo de un bebé. Por este motivo, es muy recomendable realizar un diagnóstico prenatal.

En Igenomix disponemos del test NACE, un test no invasivo en sangre materna que permite detectar anomalías como el síndrome de Down, el síndrome de Edwards o el síndrome de Patau. Solo es necesario obtener una pequeña muestra de sangre materna y, a partir de ésta, analizar el ADN del bebé. Es seguro para la madre y para el bebé.

Es el test más fiable del mercado, con una fiabilidad del 99,9% y los resultados se obtienen en tan solo 3 días hábiles desde la recepción de la muestra.

IGE-ES - CTA post - ¿Cómo mejorar tu fertilidad?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.